El VIH significa virus de inmunodeficiencia humana. El VIH ataca el sistema inmunitario, que es la parte del cuerpo que combate enfermedades. El VIH es la infección que causa el SIDA.

De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), cada año se les diagnostica VIH a 40,000 personas en los EE. UU. Los jóvenes de 13 a 24 años representan 26 % de estas infecciones nuevas. Los hombres LGBTQ y hombres afroamericanos son los que tienen, más riesgo. Representan más de la mitad de todas las infecciones nuevas. La mayoría de los jóvenes con VIH no saben que están infectados, por lo tanto no reciben tratamiento y propagan el VIH a otros.

El VIH se transmite durante el sexo oral, vaginal o anal y se puede transmitir por el contacto con la sangre de una persona que está infectada (por ejemplo, al compartir agujas para drogas, tatuajes o piercings). Las embarazadas pueden transmitirles el VIH a sus bebés durante el parto o la lactancia. Tener otra ETS también puede aumentar la probabilidad de infección.
Solo ciertos fluidos corporales (sangre, semen, líquido preseminal, fluidos rectales y vaginales, y la leche materna) de personas que padecen VIH pueden transmitir VIH. Estos fluidos deben entrar en contacto con la vagina, la uretra, el recto, la boca (membrana mucosa) o tejido dañado, o inyectarse directamente en el torrente sanguíneo (con una aguja o jeringa) para que se produzca la transmisión.
No puedes contraer VIH por abrazar, besar, hablar o tocar a una persona con VIH, por una picadura de insecto, por compartir comida o bebida con una persona infectada, ni por usar un baño público o nadar.


¿Cuáles son los indicios y los síntomas? ¿Qué puede suceder?

A veces, no aparecen indicios de VIH. La única manera de saber sin dudas si tienes VIH es con una prueba de sangre ordenada por tu doctor. Muchas personas con VIH tienen aspecto saludable y se sienten bien, y pueden transmitir VIH.

Algunas personas sienten síntomas similares a los de la gripe de 2 a 4 semanas después de la infección (etapa 1 de la infección de VIH). Pero, otras personas no tienen malestares durante esta etapa. Los síntomas similares a los de la gripe incluyen: fiebre, escalofríos, sarpullido, sudoración nocturna, dolor muscular, dolor de garganta, cansancio, inflamación de los nódulos linfáticos o úlceras bucales. Estos síntomas pueden durar desde unos días hasta varias semanas. En este período, la infección de VIH tal vez no aparezca en una prueba de VIH (“período de ventana”), pero las personas que están infectadas tienen gran capacidad de contagio y pueden propagar la enfermedad a otras.

Es posible que el VIH produzca pocos síntomas o ningún síntoma durante hasta 10 años o más antes de que se comiencen a sentir los síntomas del SIDA.

El VIH puede causar el SIDA, que es una enfermedad grave y posiblemente mortal. Pero, gracias a la mejora de los tratamientos y las terapias para el SIDA, las personas ahora pueden vivir con VIH/SIDA durante muchos años.


¿Tiene cura? ¿Cómo se trata?

No, no existe cura para el VIH ni para el SIDA. Pero, los doctores pueden recetar medicamentos que ayudan a aliviar los síntomas y les permiten a las personas que padecen VIH y SIDA tener vidas más prolongadas y saludables. Es muy importante hacerse la prueba de VIH cada vez que tengas sexo sin protección.


¿Cómo prevenirlo?

El VIH se propaga más comúnmente debido al sexo sin protección. Recuerda que el único método que es 100 % eficaz para prevenir las ETS es la abstinencia; pero si eres sexualmente activo, la mejor manera de evitar el VIH es usar un condón de látex correctamente cada vez que tienes sexo y nunca compartir agujas.
Los condones de látex brindan una buena protección contra el VIH durante el sexo vaginal, anal u oral en el pene. Para protegerte del HIV durante el sexo oral en la vagina, puedes usar una barrera dental (un cuadrado delgado de látex) entre la boca y la vulva. Es muy importante evitar contacto con la sangre de una persona infectada.
Existen medicinas para prevenir la propagación del VIH. La PrEP es un tratamiento que pueden hacer las personas que tienen riesgo de contraer VIH. PrEP significa “profilaxis preexposición”, por sus siglas en inglés. La PrEP es medicación que se toma antes de tener sexo o de compartir agujas con alguien que es VIH positivo. Consulta a tu médico acerca de la PrEP, si crees que puede ayudar a protegerte. Haz clic aquí para obtener más información acerca de la PrEP de los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades).

¿QUÉ SIGNIFICA ?
?
Buscador
De Clínica