El herpes es una enfermedad de la piel muy común causada por un virus. El herpes puede afectar la boca (oral) o el área alrededor de los genitales, del pene, de la vagina o del ano, y la parte superior de los muslos o las nalgas. El herpes genital es común en los EE. UU. De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), aproximadamente una de cada seis personas 14 a 49 años tiene herpes genital.

El herpes se transmite por el contacto directo piel con piel y por sexo vaginal, oral o anal. También puedes contraer herpes por tocar la piel de una persona infectada, incluso besar a alguien con aftas o tocar cualquier área infectada con el virus. Puedes contraer herpes, incluso si no lo ves. Se puede transmitir al besar a alguien, y por sexo vaginal, oral o anal, incluso si una persona no tiene síntomas visibles.


¿Cuáles son los indicios y los síntomas? ¿Qué puede suceder?

Puede ser difícil notar los síntomas del herpes; muchas personas no saben que lo tienen. Las aftas y las ampollas febriles son ejemplos de herpes labial. Los síntomas aparecen de una semana a tres semanas luego de haber tenido sexo, o después.

A veces, los síntomas del herpes son protuberancias, ampollas, sarpullido o llagas en el área alrededor del pene, del ano o de la vagina, en las nalgas o en la parte superior de los muslos. Algunas personas pueden tener fiebre, dolor de cabeza y dolor al orinar (hacer pis).


¿Tiene cura? ¿Cómo se trata?

El herpes no se puede curar, pero hay maneras de tratarlo para disminuir la cantidad de brotes. Por lo general, el herpes no es perjudicial, pero puede facilitar el contagio de VIH en caso de exposición.

Si tienes síntomas que consideras que podrían ser herpes, deberías consultar a unmédico dentro de los dos días después de haber notado los síntomas. Si no tienes síntomas, pero te preocupa haber estado expuesto, puedes consultar a tu doctor.


¿Cómo prevenirlo?

Existen muchas maneras de reducir el riesgo. Recuerda que el único método que es 100 % eficaz para prevenir las ETS es la abstinencia; pero si eres sexualmente activo, la mejor manera de prevenir las ETS es usar un condón de látex correctamente cada vez que tienes sexo.

Los condones de látex brindan protección durante el sexo vaginal, anal u oral en el pene. Para protegerte del herpes durante el sexo oral en una vagina, puedes usar una barrera dental (un cuadrado delgado de látex) entre la boca y la vulva.

Recuerda que, debido a que el herpes también se propaga por el contacto piel con piel, puedes contraer herpes incluso si no tienes ningún tipo de sexo vaginal, anal u oral.

¿QUÉ SIGNIFICA ?
?
Buscador
De Clínica