Existen distintos tipos de pruebas que un doctor podría recomendarte para comprobar la existencia de ETS. La mayoría de las pruebas son fáciles e indoloras. A continuación encontrarás algunos ejemplos:

  • Examen de orina: orinas (haces pis) en un recipiente y luego la orina se analiza para comprobar si tienes una ETS.
  • Análisis de sangre: se te extrae una muestra de sangre del brazo.
  • Examen pélvico y físico: tu doctor buscará indicios de infección, como verrugas, erupción o secreciones.
  • Muestra de fluido o tejido: tu doctor usará un hisopo para tomar fluido o secreción de una zona infectada de tu cuerpo y lo analizará para comprobar si tienes una ETS.

“El sistema reproductor femenino tal vez tenga otras necesidades para proteger la salud reproductiva. Habla con tu doctor de los exámenes de detección de cáncer de cuello de útero y las pruebas de ETS regulares.”

¿QUÉ SIGNIFICA ?
?
Buscador
De Clínica