Algunas ETS se pueden curar, pero otras no. Los doctores pueden recetar medicamentos para curar algunas ETS, por ejemplo la clamidia y la gonorrea. Otras, como el herpes, no se pueden curar, pero puedes tomar medicamentos para tratarlas, los cuales ayudan a aliviar los síntomas. Si alguna vez recibes tratamiento para una ETS, usa los medicamentos exactamente según las indicaciones.

Es posible volver a contraer una ETS (incluso después de un tratamiento) si tienes sexo con alguien que tenga una ETS. También es posible tener más de una ETS a la vez.

Es posible que en Internet veas que se venden medicamentos que garantizan la prevención de ETS. Las farmacias ilegales también te pueden vender medicamentos no aprobados o medicamentos con la cantidad inadecuada de ingredientes, los cuales pueden ser peligrosos y no funciona. Solo un doctor debería diagnosticar y tratar una ETS.

¿QUÉ SIGNIFICA ?
?
Buscador
De Clínica