Preguntas comunes


Los adolescentes tienen toneladas de preguntas sobre las relaciones sexuales, sus cuerpos, las relaciones y mucho más. ¡Recopilamos preguntas de adolescentes locales y pedimos a los expertos que las respondieran!

Si todavía no hemos respondido tu pregunta, ¡comunícate con nosotros para enviar la pregunta!


Link to this section

Tu cuerpo

Tus senos, vulva (parte externa de la vagina) o pene podría no verse como las películas que has visto, ¡porque ningún cuerpo es igual a otro! Los cuerpos tienen formas y tamaños diferentes, y los genitales también. No existe eso de la “forma correcta” para cómo se deben ver los senos, las vulvas o los penes. Ten presente que muchas de las imágenes que miras en los medios han sido retocadas con Photoshop (editadas o retocadas) para verse de cierta manera.

Es tu decisión. Algunas personas escogen rasurarse mientras que a otras no les gusta. Ambas están bien. Mientras laves bien tus genitales en la ducha, ambas opciones son seguras y sanas. No uses jabón fuerte en el área de los genitales y no uses duchas vaginales.

No, because the penis isn’t a bone; however, it can definitely be injured. The erect penis is engorged with blood. Forceful bending of the erect penis during aggressive or vigorous sexual play can lead to serious injury. If you hear a loud pop and the penis becomes flaccid (soft), it may be injured. What should you do if you think this has happened to you or your partner? Head to the Emergency Room!

Hay tres aberturas en el área genital de la vagina. Más cerca al frente está la uretra, que es por donde sale la orina (pipí). En medio está la abertura vaginal. Hacia atrás está el ano, que es por donde salen los desechos sólidos (las heces). Aprende más aquí sobre la anatomía femenina y masculina.

La pubertad es el momento durante la adolescencia cuando te vuelves maduro sexual y físicamente y eres capaz físicamente de reproducir (quedar embarazada o causar un embarazo). La pubertad puede empezar en cualquier momento alrededor de 9 a 14 años de edad (en promedio) y los hombres usualmente empiezan un poco más tarde que las mujeres. Hay muchas señales de que puede estar empezando la pubertad. Algunos cambios comunes tanto en hombres como mujeres incluyen más cantidad de vello en el cuerpo, olor corporal, crecimiento repentino y cambios en las emociones.

La pubertad es un poco diferente para hombres que para las mujeres, pero algunos síntomas son los mismos. Todos, sin importar el sexo, pueden esperar nuevo crecimiento de vello en el cuerpo bajo las axilas y el área pública, olor corporal, cambios en las emociones, acné y crecimiento repentino.

Los hombres pueden esperar crecimiento del pene y los testículos, crecimiento de vello en el pecho, erecciones más frecuentes y emisiones nocturnas, voz más profunda y cambios en el tamaño y forma de la cara y del pecho.

Para las mujeres la pubertad incluye el inicio de la menstruación, crecimiento de los senos y ensanchado de las caderas.

La edad en que las mujeres empiezan el período menstrual varía de persona a persona. En promedio pueden esperar que el primer período menstrual ocurra entre los 12 y 15 años de edad, aunque algunas pueden empezar antes o después de esa edad.

The hymen is a thin membrane that stretches around the opening of the vagina. The hymen doesn’t “cover” the vagina and it isn’t a good indicator of whether or not a person is a virgin because it can change over time.

The amount of semen during ejaculation averages about one-quarter to one full teaspoon, but can be more if ejaculation hasn’t happened in a while. The clear liquid that leaves the penis before ejaculation (usually during sexual arousal) is called pre-ejaculate which can also contain sperm. (Source)

Penises can be many different shapes and sizes. If your penis is about 5 inches or about as tall as a regular soda can when erect, then you have an averaged sized penis. Lots of males worry that their penis is too small, when in fact it’s perfectly normal.

The length of a non-erect penis doesn’t predict the size it will be when it is erect. Talk to your doctor if you have concerns, but don’t trust “enlargement” products that make unproven claims. They might even do permanent damage to your penis. (Source)

When you’re ready for a sexual partner, their needs and desires will be more much important than the size of your penis, anyway.

A yeast infection is a common infection caused by an overgrowth of candida yeast, which is a type of naturally occurring fungus. Yeast infections aren’t sexually transmitted. Although they most commonly occur in vaginas, they can occur in in any warm, moist part of the body and also occur in the penis, scrotum or in the mouth or throat. Oral yeast infections are called thrush.

A yeast infection may not be noticeable or it might have symptoms like itching, a thick white discharge or pain when having intercourse or urinating. Yeast infections are easy to cure with the right medications but they’re also easy to confuse with more serious infections or even STDs. Talk to a healthcare provider if you think you might have a yeast infection.

While it’s normal to have a vaginal discharge at different points during your menstrual cycle, you should see a healthcare provider about any changes that don’t seem normal for you. These include unusual or bad-smelling vaginal discharge, pain, burning or itching. Only a healthcare professional can tell you for sure whether or not you have bacterial vaginosis (BV for short). BV is an infection caused by overgrowth of unhealthy bacteria. It isn’t an STD but having multiple partners can increase your risk of having it. BV can be treated with antibiotics by a healthcare provider. Left untreated, BV can lead to other problems and put you at higher risk of other STDs.


Link to this section

Birth Control & STDs

¡Buena pregunta! Es muy importante usar un condón cada vez que tengas relaciones sexuales y que lo uses correctamente. Eso significa saber cómo ponerlo y quitarlo. Esto es lo que debes saber:

Estos son los pasos para poner correctamente un condón (externo) en pene erecto:

  1. Primero observa el empaque del condón (o envoltura). Deberá estar sellado, limpio y seco, y tú debes poder sentir una pequeña burbuja de aire cuando lo presionas. Si la envoltura se siente seca, dura o pegajosa, ¡tíralo a la basura! Ahora revisa la fecha de vencimiento para asegurarte de que no esté vencido.
  2. Abre con tus dedos el empaque. No uses los dientes ni objetos afilados como tijeras o podrías dañar el condón.
  3. Antes de colocarlo en el pene, observa de qué lado se desenrolla el condón. El borde debe quedar en la parte de afuera para que parezca un pequeño sombrero. Puedes desenrollarlo un poco para asegurarte de que está del lado correcto.
  4. Presiona suavemente con tus dedos la punta del condón y coloca el condón enrollado en la punta del pene. Deja un espacio de media pulgada en la punta del condón para recolectar el semen.
  5. Ahora, desenrolla por completo el condón a lo largo del pene, tan lejos como llegue. Deberá cubrir todo el pene. Si el condón no se desenrolla fácilmente, es probable que esté al revés. Si está al revés, entonces quítalo, tíralo a la basura e intenta otra vez con un condón nuevo. ¡Eso es todo!

También es importante quitarse correctamente el condón.

Estos son los pasos para quitar el condón de manera segura:

  1. Retírate del cuerpo de tu pareja antes de perder la erección. Esto ayuda a mantener la base del condón mientras lo haces.
  2. Desliza el condón lentamente, lejos de tu pareja, para que no se salga el semen ni se derrame.
  3. Tira el condón en un basurero. No lo eches en el inodoro (lo tapará).
  4. Recuerda que no puedes volver a usar los condones. Se debe usar un condón nuevo con cada acto sexual nuevo. Si el pene se pone suave (pierde la erección) durante el acto sexual, también deberás detenerte y ponerte un nuevo condón.

Recuerda que no puedes volver a usar los condones. Se debe usar un condón nuevo con cada acto sexual nuevo. Si el pene se pone suave (pierde la erección) durante el acto sexual, también deberás detenerte y ponerte un nuevo condón.

No. Eso es totalmente falso. Como funciona el Plan B es que evita que el esperma fertilice el óvulo. No daña ni afecta un embarazo que ya se produjo y tampoco puede “terminar” un embarazo.

Primero, no entres en pánico. La vagina solo tiene una profundidad de 3 a 5 pulgadas y la cérvix evita que cualquier cosa entre en el útero, así que no puede ir muy lejos. Deberías poder encontrarlo y sacarlo de la vagina con tus dedos. Si tienes dificultades, pide a tu pareja que te ayude.

Sin embargo, recuerda que si se zafa un condón durante el acto sexual, podrías estar en riesgo de embarazo o enfermedades de transmisión sexual. Si no estás usando otro método anticonceptivo, podría ser conveniente que consideras el anticonceptivo de emergencia para prevenir un embarazo. Si no conoces si tu pareja tiene enfermedades de transmisión sexual, ambos deberían hacerse las pruebas.

Algunas veces. Con frecuencia recetan píldoras anticonceptivas para ayudar a algunas mujeres a tener períodos más regulares y algunas veces eso también puede provocar que no te venga la menstruación. Si estás utilizando un método anticonceptivo que contenga solo progesterona (tal como Depo-Provera, Norplant o minipíldoras), podrías dejar de tener un período o el período podría ser muy corto y escaso. Sin embargo, si hay cualquier posibilidad de que estés embarazada y no hayas tenido un período mientras estabas usando cualquier forma de anticonceptivo hormonal, deberías hablar con un proveedor de atención médica.

No hay requisito de edad para comprar los condones. Los condones se pueden comprar en la mayorías de farmacias, tiendas de comestibles y gasolineras. Además, con frecuencia hay condones gratis en muchas clínicas y proveedores de atención médica.

Sí, desafortunadamente. Las enfermedades de transmisión sexual no siempre tienen síntomas, especialmente en las mujeres. Si no reciben tratamiento, algunas de estas enfermedades de transmisión sexual pueden tener efectos negativos en la salud, que podrían ser muy serios. Es por eso que es muy importante hacerse pruebas con frecuencia si tienes relaciones sexuales con más de una pareja, con una nueva pareja o si no siempre usas un método de barrera para protección cada vez que tienes relaciones sexuales.

Si crees que podrías tener una enfermedad de transmisión sexual, debes consultar a un proveedor de atención médica tan pronto como sea posible para hacerte las pruebas. Haz clic aquí para encontrar un proveedor de atención médica cerca de ti.

La mayor parte de las veces los resultados de tus pruebas son confidenciales (a menos que uses el seguro médico de tus padres) y muchas veces las pruebas cuestan poco o son gratis.

Considera hablar con alguien en quien confíes sobre tu situación, tal como uno de tus padres (u otro adulto), tu pareja o un amigo cercano. Puedes confiar en un proveedor de atención médica para hablar sobre tus inquietudes y tus opciones. Trata de mantenerte tranquilo hasta conocer los resultados de la prueba, pero haz la prueba de inmediato.

Es común tener irritaciones en la piel por rasurarse, barros o un vello encarnado alrededor de los genitales. La mayor parte del tiempo no hay nada por qué preocuparse, pero debes consultar a un proveedor de atención médica si has tenido relaciones sexuales sin protección y si tienes irritaciones que duelen o arden; si se sienten duras y abultadas; si están abiertas, rezumando o aparecen después de tener relaciones sexuales sin protección. De hecho, en cualquier momento en que tengas una preocupación o inquietud de salud, lo mejor que puedes hacer es ir con un proveedor de atención médica para que te revise.

Casi todas las personas tendrán relaciones sexuales en algún momento en sus vidas. El mejor momento para aprender sobre las relaciones sexuales es antes de estar activo sexualmente. La educación sexual puede enseñar a los jóvenes cuáles son las mejores maneras y métodos para prevenir un embarazo no planificado y las enfermedades de transmisión sexual, así como los ayuda a entender mejor sus cuerpos y cómo cuidarse.

That’s a great question. If you’re having sex and want to prevent unplanned pregnancy, you probably want to use the most effective and reliable birth control (contraceptive) possible. A healthcare provider can help you decide which birth control method is the best choice for you. The “right” choice for you may not be what is perfect for your best friend. This fun video (will give you some information about your choices and you can learn about all the advantages and disadvantages of the different methods here.

Remember that abstinence (not having sex) is the best way to prevent pregnancy and STDs and no birth control method is effective unless you use it exactly as directed. No matter what birth control you use, you should also use a latex condom each and every time you have sex to protect against STDs.

You’re asking about the intrauterine device (called IUD for short), which is a really effective birth control method. This very small “T-shaped” plastic device is inserted through the vagina and cervix into the uterus. IUDs work by changing the lining of the uterus to prevent sperm from reaching an egg to cause a pregnancy – and they can work for up to 10 years! Learn more about the IUD here.

The internal condom (sometimes called a “female condom”) is a method of birth control that is inserted into the vagina. Like external condoms (which are put on an erect penis), it is known as a “barrier” birth control method. The condom puts up a block (or barrier) to prevent bodily fluids from touching a partner. Learn more about the internal condom and how to use it correctly here.

Emergency contraception is the same thing as the morning after pill. Often called EC for short, it’s a hormonal birth control method to prevent a pregnancy before it starts. EC is most effective if taken during the first 72 hours, but some forms of EC work if taken up to 5 days after sex. You can get EC from a clinic or healthcare provider or at most pharmacies without a prescription. Just ask someone at the pharmacy if you don’t see it on the shelves near the condoms. Since you’ve had unprotected sex, don’t delay – and then get tested for STDs!

HIV and AIDS aren’t the same thing. HIV (short for Human Immunodeficiency Virus) is the infection that causes AIDS (short for Aquired Immune Deficiency Syndrome). No cure currently exists for HIV or AIDS but with early diagnosis and medical treatment, someone with HIV can live nearly as long as someone who doesn’t have it. Left untreated, HIV can progress to AIDS. Without treatment, people with AIDS typically survive about 3 years.(Source)

Depo-Provera is the brand name of a type of birth control “shot” that contains hormones to prevent pregnancy. It is given by a healthcare provider (in your arm or buttocks) every 12 weeks. It’s 97-99% effective at preventing pregnancy. Some people do experience weight gain or other side effects when using hormonal birth control, but not everybody does. Talk to your healthcare provider about whether Depo is right for you.

If you have a cold sore or fever blister on your mouth, you should see a healthcare provider within a couple days after you notice it. Cold sores and fever blisters can be symptoms of herpes. Even if you’ve never had sex, you can get herpes from an infected person by coming into contact with their saliva or touching any area infected with it.

Cold sores can sometimes resemble harmless canker sores, so check with a healthcare provider if you notice any new sores around your mouth.

Human papillomavirus virus, (HPV) is a very common sexually transmitted virus with more than 100 different types. Some types of HPV cause genital warts, while others don’t. Most HPVs are shed by your body naturally, but there are also some strains of HPV that can lead to cervical, penis, anal and oral cancers. The most important thing to know about HPV is that none of the strains can be cured, but the types that may cause cancer CAN be prevented with vaccines given by a healthcare provider. Learn more about HPV and how to lower your risk.


Link to this section

Comunicaciones y relaciones

Si estás siendo presionado para tener relaciones sexuales, ya sea que tu pareja te lo está pidiendo indirectamente o tratando de convencerte de otra manera, eso no está bien si ya le has dicho que no estás preparado. Las relaciones saludables requieren una comunicación abierta y honesta, por lo que tu pareja debería entender y respetar que tú no deseas tener relaciones sexuales. Lo único que tendrías que decir es “no estoy preparado para tener relaciones sexuales” o “No, no quiero tener relaciones sexuales”. Nunca debes tener relaciones sexuales porque te sientes presionado o incluso solo porque quieres ser “bueno”. Es tu cuerpo, así que es tu decisión. Hay muchos recursos para ayudarte a sentirte bien por tu decisión. Haz clic aquí para obtener información sobre las relaciones y el consentimiento.

La comunicación entre padres e hijos es muy importante. Muchos padres y tutores legales se sienten contentos cuando sus adolescentes acuden a ellos con preguntas sobre las relaciones sexuales, pero otros pueden sentirse incómodos. Si nunca has hablado sobre relaciones sexuales con tu madre, tu padre o tu tutor legal, podría ser porque sienten raro tocar el tema.

Si tienes miedo, te sientes incómodo o no puedes tener una conversación sobre las relaciones sexuales con tus padres y quieres un método anticonceptivo, los menores que tienen 13 años de edad en adelante pueden obtener anticonceptivos en las clínicas sin el consentimiento de los padres si pueden pagarlos ellos mismos. Algunos proveedores de atención médica proporcionan anticonceptivos a los adolescentes a bajo costo o gratis. Haz clic aquí para obtener algunos consejos útiles. Click here for some helpful advice.

Haz clic para obtener más información sobre tus derechos y relaciones. Haz clic aquí para encontrar un proveedor de atención médica.


Link to this section

Salud mental y emocional

La depresión puede ser diferente para cada uno. Algunas señales de la depresión incluyen sentirse triste durante días o semanas, sentirse insensible o abrumado, tener dificultad para concentrarse y no disfrutar aquello que solía hacerte feliz. La depresión es un estado médico muy real, pero se puede tratar. Si crees que podrías estar deprimido, debes hablar con un proveedor de atención médica. Puedes obtener aquí más información sobre las señales y los síntomas.

Empieza hablando con un amigo, adulto de confianza o proveedor de atención médica que escuche tus inquietudes y trate seriamente tus sentimientos. Los proveedores de atención médica pueden darte recursos para obtener apoyo confidencial (privado). Conoce más sobre los recursos para la depresión.

Primero, trata de no juzgar a tu amigo. Nadie escoge estar deprimido. Si tu amigo se está haciendo daño, avisa inmediatamente a un adulto de confianza. Anima a tu amigo para que hable con un adulto de confianza o un proveedor de atención médica que pueda darle los recursos para sentirse mejor. Tenemos una lista de recursos en caso de crisis que atienden las 24 horas del día, 7 días de la semana, que podrías compartir con tu amigo.

Si has pensado en hacerte daño o si ya te has hecho daño, debes hablar con alguien inmediatamente. Cortarte u otro actos de “autolesión” con frecuencia se deben a depresión y ansiedad; un proveedor de atención médica puede brindarte la ayuda que necesitas. Si estás pensado en suicidio, ¡tienes que comunicarte con alguien en este momento! Puedes hablar con uno de tus padres o algún otro adulto de confianza o puedes llamar a una línea directa en caso de crisis de 24 horas del día, 7 días de la semana, para obtener consejos y ayuda gratis. No estás solo.

Practicar el autocuidado, dormir suficiente y vivir un estilo de vida sano puede ayudar a proteger tu salud mental y emocional. La salud física y la salud emocional son diferentes, pero están relacionadas. Cuidar tu cuerpo puede ayudar a cuidar tu mente. Haz cosas que te hagan feliz, aprende maneras de reducir el estrés, come alimentos saludables, haz ejercicio cuando puedas y tendrás un buen comienzo. Aprende más sobre cómo reducir el estrés.

Autocuidado significa “cuidar tu salud mental, física y emocional”. Esto puede ser diferente para cada uno. Significa trabajar para desarrollar hábitos que son saludables para ti y que también te hacen feliz. Trata de salir a caminar, jugar con una mascota, darte una ducha prolongada, escuchar música, dibujar o alguna otra actividad saludable que te haga feliz. ¡Conoce tu riesgo de depresión y cuídate!


Link to this section

Alcohol y drogas

No. Los vaporizadores como los cigarrillos electrónicos y el narguile todavía tienen nicotina, el químico peligroso en el tabaco. Estos productos, aun si dicen que no tienen nicotina, podrían contenerla y además están llenos de otras sustancias químicas que son muy malas para ti y pueden ser adictivas.

Si tu amigo tiene conductas peligrosas o está en riesgo de hacerse daño, habla de inmediato con un adulto de confianza. Anima a tu amigo a que hable con un adulto de confianza o un profesional de atención médica. Trata de darle apoyo y no juzgar. Consulta aquí nuestros recursos.

Fumar causa toda clase de problemas graves de salud. Puede causar cáncer en los pulmones, boca y otros cánceres. Puede causar problemas dentales mayores y problemas respiratorios y cardiacos. Además, es un hábito caro y muy adictivo. Tu ropa y pelo huele mal. También es ilegal para cualquier menor de 18 años de edad comprar o fumar productos de tabaco como cigarrillos. Aprende más aquí sobre los riesgos del alcohol y las drogas.

Si empiezas a depender de las drogas o alcohol para aguantar el día, podrías tener una adicción. Si el alcohol o las drogas está interfiriendo con tu capacidad de tener buenos resultados en la escuela o ha afectado tus relaciones con los amigos o la familia, deberías buscar ayuda. Si no sientes que puedes dejar de consumir por ti mismo, hay muchos recursos disponibles. Puedes verlos aquí.


Link to this section

Embarazo y padres adolescentes

Si crees que podrías estar embarazada, puedes hacerte una prueba de embarazo en la orina que se puede comprar en la mayoría de farmacias, tiendas de comestibles y tiendas de dólar. Si la prueba confirma que estás embarazada, debes consultar a un proveedor de atención médica tan pronto como sea posible. Haz clic aquí para encontrar un proveedor de atención médica cerca de ti.

En muchas clínicas hay pruebas para enfermedades de transmisión sexual de costo bajo o gratis. Los resultados de tus pruebas para enfermedades de transmisión sexual son confidenciales. Confidencial significa que su médico no puede dar tu información personal, información de salud ni historia sexual, a menos que alguien más esté en riesgo (enfermedades de transmisión sexual, amenaza de violencia), seas un riesgo para ti mismo, sea ordenado por un tribunal o estés siendo abusado física o sexualmente. Si estás usando el seguro médico de tus padres para hacerte las pruebas para enfermedades de transmisión sexual, los resultados son confidenciales. Sin embargo, cuando se factura al seguro tus padres podrían recibir una carta con las pruebas que se hicieron o el medicamento que se facturó. Las clínicas de Título X tienen financiamiento especial por lo que no tienes que usar el seguro de tus padres.

CConsidera hablar con alguien en quien confíes sobre tu situación, tal como uno de tus padres (u otro adulto), tu pareja o un amigo cercano. Puedes confiar en un proveedor de atención médica para hablar sobre tus inquietudes y tus opciones. Trata de mantenerte tranquilo hasta conocer los resultados de la prueba, pero haz la prueba de inmediato.

Sí. Si tiene un embarazo sano, no hay razón por la que no pueda tener relaciones sexuales con su pareja. El tapón mucoso espeso que sella la cérvix ayuda a proteger al bebé contra las bacterias. El saco amniótico y los músculos fuertes del útero (matriz) también ayudan a mantener seguro al bebé. Aunque el tapón mucoso y el saco amniótico están para proteger al bebé, una enfermedad de transmisión sexual podría causar complicaciones graves durante el embarazo tanto para la madre como para el bebé. Los obstetras (médicos que se encargan de las mujeres embarazadas) son magníficas fuentes de información sobre lo que las mujeres deben (y no deben) hacer para mantenerse sanas durante el embarazo y mantener sanos a sus bebés en crecimiento.

¡Excelente pregunta! Eso es totalmente falso. Cada vez que tengas sexo vaginal (o sea, relación sexual de pene en vagina) sin usar anticonceptivos, te arriesgas a quedar embarazada. ¡No importa si es tu primera vez o la centésima vez! Incluso puedes quedar embarazada antes de tener tu primera menstruación. El embarazo está relacionado con la ovulación y debido a que una mujer puede ovular (liberar un óvulo del ovario) incluso antes de tener su primer período, es posible quedar embarazada. Si vas a tener sexo vaginal, debes usar anticonceptivos y un condón o corres el riesgo de quedar embarazada o de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

¡Eso es totalmente falso! Es posible quedar embarazada, incluso cuando tienes tu período. Aunque la ovulación (el momento en que hay más probabilidad para las mujeres de quedar embarazadas) usualmente no ocurre durante el período menstrual, sin duda puede ocurrir. Si tienes sexo vaginal sin usar anticonceptivos, puedes quedar embarazada cada día de cada mes.

Debes apoyarla tanto como puedas. Incluso si ustedes dos no están en una relación, esto los afecta a ambos. Hablen ustedes dos sobre informar a sus padres y cuáles son las opciones que quieren probar. Debes respetar su opinión y saber que ella tomará la decisión final sobre lo que ocurra con el embarazo. Anímala para que hable con un adulto de confianza y con un proveedor de atención médica lo más pronto posible.

Espaciar los nacimientos es asegurarse de no quedar embarazada de nuevo inmediatamente después de tener un bebé. Puede haber riesgos de salud para el bebé cuando los embarazos son demasiado seguidos (también llamados “nacimientos repetidos” cuando los bebés nacen con menos de dos años entre ellos). La mejor manera de espaciar los nacimientos por lo menos a dos años entre cada uno es no tener relaciones sexuales (mantenerse abstinente) o usar la forma de control de natalidad más confiable si tiene relaciones sexuales. Consulta nuestros principales consejos para padres adolescentes.

Anima a tu amiga para que hable con un adulto de confianza (no tiene que ser uno de sus padres) y un proveedor de atención médica. Trata de darle apoyo y no juzgar tanto como puedas y consulta aquí nuestra lista de recursos. Ofrece acompañarla a su cita con el proveedor de atención médica si se siente nerviosa. Hazle saber que te importa y que cuenta contigo. Luego acompáñala y apóyala, ya sea que elija el aborto, la adopción o criar al bebé.

¡Definitivamente no! Para algunos padres adolescentes es más fácil cambiarse a enseñanza en el hogar o en línea o cambiarse a una escuela dedicada específicamente a padres adolescentes, pero es mejor que hables con un consejero escolar y con tus padres u otro adulto de confianza para ver cuál es la mejor opción para ti. Lo más importante que puedes hacer por ti es continuar con tu educación. Seguir en la escuela te ayudará para cuidar mejor de ti y tu bebé en el futuro. Aquí encontrarás algunos buenos consejos para padres adolescentes.

Sí; aunque si tienes menos de 18 años, el estado exige que uno de tus padres otorgue permiso para el aborto. Sin embargo, puedes pedir a un juez una alternativa judicial para eximirte de esos requisitos. Para obtener más información, haz clic aquí.

There are two reasons for this. The first reason is that some birth control methods are more effective and easier to use than others. The second reason is that birth control methods can fail if not used exactly as directed. Learn everything you need to know about birth control methods here. And remember, abstinence is the only 100% effective method of birth control but it also has to be used 100% of the time to work.


Link to this section

Sexo

No. La mayoría de vaginas tienen un himen (un pedazo delgado y elástico de tejido de piel, algo parecido a una banda elástica) que cubre parte del borde exterior de la abertura vaginal. Algunas mujeres tienen muy poco tejido de himen y otras tienen mucho. Algunos hímenes son muy delgados y otros gruesos. Cualquier sangre o dolor que ocurra durante el primer acto sexual es porque el himen se estira o se rasga ligeramente. No obstante, no a todas les pasa esto. Un himen se puede estirar debido a actividades deportivas como montar una bicicleta o gimnasia. También puede estirarlo el uso de tampones o hasta insertar dedos en la vagina. Sangrar o no sangrar la primera vez que una mujer tiene relaciones sexuales no es una señal de que era o no era virgen. Eso es un mito. Otro mito es que el himen puede volver a crecer. ¡No puede!

No realmente. Tanto los hombres como las mujeres tienen mecanismos especiales que evitan que esto ocurra. Puedes sentir como que tienes que orinar, pero en las mujeres es más probable que esto sea debido a la estimulación de ciertos puntos en la vagina. Podrías dejar salir un poco de orina si esta sensación es realmente fuerte, pero es poco probable que vayas a vaciar toda tu vejiga durante el acto sexual. Es importante orinar después para ayudar a prevenir las infecciones del tracto urinario (UTI) que con frecuencia son causadas por bacterias de la vagina o el ano que se meten en la uretra.

No, por lo menos no deberías. Si estás teniendo sexo anal y notas algún sangrado, es probable que sea por pequeñas rasgaduras en el ano o recto debido a la fricción. Si observas sangrado, podría ser recomendable que dejes de tener relaciones sexuales hasta después de que hayan sanado debido a que esas pequeñas rasgaduras aumentan la probabilidad de la transmisión de enfermedades de transmisión sexual como el VIH. Para evitar las rasgaduras que podrían causar el sangrado, es importante usar mucha lubricación (en las farmacias se pueden comprar lubricantes a base de agua o silicón que sean seguros para condones), asegurarse de que estén relajados todos los músculos y hacerlo despacio. El sexo anal no tiene que doler ni ser incómodo si se siguen estos pasos.

No. Una mujer no puede quedar embarazada por tragar semen. El sistema digestivo y el sistema reproductivo son dos conjuntos de órganos diferentes que no se conectan. El cuerpo procesa el semen que se traga de la misma manera que lo hace con la comida o bebida.

Sin embargo, es importante hacer notar que las enfermedades de transmisión sexual se pueden propagar a través del sexo oral, por lo que para el sexo oral usa siempre un condón u otro método de barrera si tú o tu pareja no se han hecho pruebas para enfermedades de transmisión sexual.

Sí, y tal vez. Algunas personas definitivamente son alérgicas al látex que hay en los condones, los campos de látex y otros artículos hechos de látex (como los guantes). Por suerte, hay métodos de protección de barrera hechos de materiales alternativos (como poliuretano) que puedes usar.

Es posible tener sensibilidad al semen en la vagina, pero los médicos y los expertos no se ponen de acuerdo en si esta sensibilidad es realmente una alergia verdadera.

Solo tú puedes decidir si estás preparado para tener relaciones sexuales.

Es normal que las personas empiecen a pensar en relaciones sexuales en los años de la adolescencia. La pubertad despierta la curiosidad en las personas y los hace más conscientes de sus sentimientos sexuales y de la sexualidad de otras personas. Sin embargo, solo porque pienses en las relaciones sexuales no significa que estés listo para tenerlas.

La decisión de tener relaciones sexuales es una decisión muy personal e importante. Podrías encontrar que es útil hablar con alguien en quien confías, como tus padres, un amigo, un proveedor de atención médica, un consejero de jóvenes u otra persona que verdaderamente te quiera.

Es importante tener una relación saludable, de confianza y fiel con una pareja antes de tener cualquier tipo de experiencia sexual. También es importante saber cómo protegerte contra el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual. El momento de planificar para esto es antes de empezar a tener relaciones sexuales.

Explorar tu cuerpo es muy natural y está bien ser curioso. Para muchas personas, esto se manifiesta como masturbación, y muchas personas miran pornografía para ayudarlas a excitarse sexualmente o porque sienten curiosidad sobre el acto sexual. Mientras lo que estés viendo sea legal, seguro y en un dispositivo privado en tu propio hogar, no estás haciendo nada malo desde el punto de vista legal y de atención médica. Lo que tienes que tener presente es que la pornografía no es nada como la vida real y nunca debes compararte ni comparar a nadie más con los actores que miras en los videos y las películas.

Aunque no hay una cantidad establecida de cuánta masturbación o pornografía es “demasiado”, no es sano cualquier hábito que interfiera con tu vida diaria o las relaciones. Podría ser recomendable que hables con un proveedor de atención médica al respecto. Nada que puedas decir va a escandalizarlo.

Sí. ¡La orientación sexual en cualquier forma es muy personal y natural! Hay muchos recursos en el Internet para los adolescentes LGBTQ. ¡Recuerda que eres digno de amor, eres normal y eres maravilloso, sin importar tu orientación sexual! Consulta nuestra pestaña LGBTQ para obtener más información.

Casi todas las personas tendrán relaciones sexuales en algún momento en sus vidas. El mejor momento para aprender sobre las relaciones sexuales es antes de estar activo sexualmente. La educación sexual puede enseñar a los jóvenes cuáles son las mejores maneras y métodos para prevenir un embarazo no planificado y las enfermedades de transmisión sexual, así como los ayuda a entender mejor sus cuerpos y cómo cuidarse.

No, no lo es. Se enseñan distintos tipos de programas de educación sexual, pero los tipos más básicos de programas para adolescentes son:

Solo abstinencia, programas que solo enseñan la abstinencia (no tener relaciones sexuales) como la única manera 100 % efectiva de prevenir los embarazos y las enfermedades de transmisión sexual. Usualmente no enseñan las formas de prevenir el embarazo ni las enfermedades de transmisión sexual si decides tener relaciones sexuales. Estos programas podrían tener alguna información sobre la anatomía y las relaciones. Con frecuencia utilizan formas “basadas en el miedo” para convencer a los jóvenes de no tener relaciones sexuales hasta que se casen. La educación sexual de solo abstinencia no ha demostrado que ayuda a los adolescentes a prevenir los embarazos ni las enfermedades de transmisión sexual.

Abstinencia-Plus (algunas veces llamados programas “basados en la abstinencia”), pueden incluir alguna información limitada sobre anticonceptivos y condones, pero todavía hacen énfasis en la abstinencia como la única opción moral para los adolescentes. Usualmente no incluyen temas LGBTQ ni alguna relación sexual fuera del matrimonio heterosexual. Algunos utilizan tácticas de “miedo”.

Educación sexual integral (también llamada “basada en evidencia” o educación sexual “real”), enseña a los jóvenes sobre la abstinencia y la monogamia mutua (tener relaciones sexuales solo con una persona) como el mejor método para prevenir las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no planificados, pero también enseñan sobre el uso correcto de anticonceptivos y condones con información correcta médicamente. También se proporciona otra información sobre aspectos como orientación sexual e identidad de género, relaciones saludables, cómo la salud mental puede afectar la salud sexual y mucho más. 216Teens apoya la educación sexual integral, basada en evidencia, correcta médicamente, como el tipo de programa más efectivo para ayudar a los jóvenes a prevenir embarazos no planificados y enfermedades de transmisión sexual, en este momento y en el futuro.


¿QUÉ SIGNIFICA ?
?
Buscador
De Clínica